AULA

Consejos para optimizar tu tiempo

Publicado por: Atperson formación on Mar 22, 2022 5:20:35 PM

Tanto si trabajas en la oficina como si haces home office, estas tres técnicas de gestión del tiempo te serán de lo más útiles para optimizar tu productividad y evitar distracciones.

Utiliza estas técnicas para terminar más trabajo en menos tiempo y así poder desconectar por completo en tus ratos libres sin tener la cabeza llena de tareas pendientes.

Técnica pomodoro

Una de las técnicas más en auge en los últimos meses, especialmente entre opositores/as es la Técnica Pomodoro.

Consiste en tener periodos de veinticinco minutos dedicados a hacer nuestra tarea con atención plena, sin mirar las notificaciones del móvil y evitando todo tipo de distracciones.

Tras estos veinticinco minutos de concentración total, nos tomamos cinco de descanso en los que es recomendable levantarse de la silla, ya sea para dar un paseo, ir a por agua o prepararte un café o té.

Después de cuatro tramos de veinticinco minutos de concentración y cinco de descanso conocidos como “pomodoros” nos tomaremos un descanso más largo, de entre veinte y treinta minutos.

Técnica GTD (getting things done)

Esta técnica de autogestión eficaz para conseguir tus objetivos proviene del libro “Getting things done” de David Allen, quien divide la técnica en cinco etapas:

  • Recopilar: recopilamos todas las tareas por hacer, las citas pendientes y las ideas en una carpeta o espacio habilitado para ello al que llamaremos “bandeja de entrada”. La primera vez que uses esta técnica, este paso puede llevarte bastante tiempo pero, a medida que la vayas incorporando en tu rutina, solo tendrás que ir añadiendo nuevas tareas a la lista según vaya surgiendo.
  • Procesar: filtramos y procesamos las tareas de nuestra “bandeja de entrada” respondiendo a las siguientes preguntas:
    • ¿De qué tipo de tarea se trata?
    • ¿Puedo hacer algo en estos momentos?
    • ¿Cuál es el siguiente paso?

Esto nos sirve para clasificar las tareas a partir de las siguientes tres opciones:

    • Eliminar
    • Archivar como material de referencia.
    • Incluir en la lista de “quizás / en otro momento”
  • Organizar: todas las acciones que nos vayan a llevar menos de dos minutos, las haremos en ese mismo momento. El resto de tareas las planificamos en un calendario o la añadimos a una lista de proyectos o de espera.
  • Evaluar: revisamos nuestra clasificación y nuestras listas para comprobar si hemos clasificado todo de manera correcta. Esto lo haremos una vez al día y comprobaremos si nuestra agenda está actualizada.
  • Hacer: para pasar a la acción tenemos que tener en cuenta cuatro parámetros: contexto, tiempo disponible, energía disponible y prioridad.

Técnica de los cinco minutos

Esta técnica es la perfecta para acabar con la tendencia a procrastinar.

Si al sentarte a trabajar, te agobia la idea de todas las horas de trabajo que te quedan por delante y cualquier cosa te sirve de excusa para levantarte a por un café o revisar tus redes sociales, éste es tu método.

Consiste en convencerte a ti mismo/a en acabar tus tareas “en cinco minutos”, es cierto que hay muchos deberes que no te llevarán más tiempo, pero una vez pasados esos primeros minutos, ya estarás concentrado/a en la tarea y podrás finalizarla con mayor facilidad.

Cuéntanos si pones en práctica alguno de estos métodos, te dejamos algunos consejos finales para la gestión del tiempo que seguro te son de utilidad:

  • Averigua en qué pierdes el tiempo.
  • Aprende la diferencia entre “urgente” e “importante”.
  • Crea un plan diario.
  • Diseña tus rutinas y cúmplelas.
  • Delimita un límite de tiempo por cada tarea y no las pospongas.
  • Organiza tu espacio para trabajar en un entorno ordenado.
  • No intentes ser multitarea.

Si quieres leer más artículos como este y conocer los mejores métodos y aplicaciones para mejorar tu productividad, síguenos en nuestras redes sociales: atperson y atpersonempleo en Instagram, Facebook y Linkedin.

Buscador de articulos

    Suscríbete

    Publicaciones recientes