Jornada continua, más productividad y tiempo libre

Las empresas españolas en su gran mayoría, se encuentran atravesando un momento difícil, tanto a nivel interno (relaciones dentro de las propias organizaciones) como a nivel externo (relaciones de las empresas en su sector). Cada día nos encontramos con mayor número de parados, despidos, cierre de empresas…etc.

Uno de estos problemas es la productividad empresarial. Según un estudio realizado por la OCDE, un español trabaja como media 1775 horas al año, estando a la cabeza como país europeo donde más horas se trabajan. Si nos comparamos con Alemania por ejemplo, el trabajo que realiza un español, un alemán lo realiza en unas 343 horas menos aproximadamente.

image

Además la mayoría de los trabajadores españoles consumen estas horas de trabajo a lo largo de todo el día en jornada partida (horario de mañana y tarde). Dicho de otra manera, lo que comparten los españoles es la cultura del “presentismo”.

Lo curioso es que los españoles trabajamos muchas más horas que el resto de los europeos, pero a su vez estamos a la cola en cuanto a productividad. ¿Cuáles pueden ser las razones de esta baja productividad?

Si por ejemplo pensamos en el día a día de un trabajador de una empresa que tiene un horario de trabajo de 9:00-14:00 y 17:00-20:00:

Lo más probable es que este trabajador no tenga su oficina al lado de casa, deberá coger el autobús o conducir con su propio coche entre su casa y el trabajo, unos 20-25 minutos. Este trabajador irá a casa a comer en su descanso de 3 horas. Dependiendo de sus circunstancias, podrá o no tener un rato de relajación en casa, para luego volverse al trabajo en autobús o coche en otros 20-25 minutos.

Tras estas 3 horas de “descanso” llega a su puesto de trabajo a las 5 de la tarde con el único pensamiento de estar cansando, y lo que es peor aún, sabe que volverá a casa de noche sin apenas tiempo para realizar actividades que hagan más fácil su vida familiar.

En cambio si este trabajador trabajase con jornada continua, teniendo por ejemplo un horario de 9:00 a 17:30 ( dejando media hora para comer de 13:30 a 14:00) podría disfrutar de ventajas como:

– Tener mejor disposición para el trabajo, ya que tiene tiempo para dedicarlo a su vida personal y a su familia, lo que se traduce en una mayor satisfacción con su trabajo.

-Los empleados satisfechos se identifican con mayor facilidad con la empresa.

-Ahorro de costes por desplazamiento. Solo realiza 2 viajes. Se optimiza tiempo y costes económicos.

-Reducción del estrés.

-Los empleados con jornada continua, optimizan mejor sus horas de trabajo, no llegan a desconectar totalmente en el descanso de la comida.

-Mejora el descanso, la jornada continua permite que el trabajador sufra menor desgaste físico.

image

Pero no únicamente el trabajador se beneficiaría de este horario, la empresa también:

– Reducción de costes derivados de las horas efectivas de trabajo (luz, aparatos electrónicos…)

– Mayor productividad del trabajador, que se deriva de todos los beneficios de la jornada continua para este.

¡En Atperson Formación ya hemos dado el salto a la jornada continua! Y vosotros… ¿a qué estáis esperando?

About This Author

Centro de formación personal y profesional. Formación a medida y práctica. Seminarios, formación para el empleo metodología presencial, distancia y online.

Post A Reply