Marca personal y búsqueda de empleo

Debemos tener siempre presente que antes de que surgieran las redes sociales, las empresas y los medios no tenían prácticamente formas de poderse comunicar con su público y conocer su opinión. Sin embargo, todo esto ha cambiado con la era de la tecnología. Personas que se encuentran con personas, empresas que buscan promocionar un producto, famosos fomentando la cercanía con sus fans o negocios que añoran florecer rápidamente, son sólo algunos ejemplos de los usos que hoy en día le damos a las redes sociales.

¿Qué son las redes sociales?

Las redes sociales son una estructura capaz de comunicar entre sí a personas o instituciones. No obstante, un concepto muy acertado nos lo ofrece la experta en internet y autora del libro “El talento está en la red”, Amparo Díaz Llairó, al definirlas como: “Aquellos servicios prestados a través de internet que permiten a los usuarios generar un perfil desde el que hacer públicos datos e interactuar con otros usuarios y localizarlos en la Red en función de las características publicadas en sus perfiles”.

Las redes sociales más importantes (Facebook, Twitter o Instagram) cuentan sus usuarios por cientos de millones y siguen creciendo a diario. El número de usuarios registrados asciende a más de 1.900 millones de personas, repartidos por todo el mundo. ¿Por qué es tan importante la marca personal?

Vivimos en la era de “San Google”, toda la información de las personas la podemos encontrar en este buscador. Solo tienes que poner tu nombre y apellidos en el buscador para comprobarlo. La comunicación ha cambiado y han surgido nuevos roles. Además, con la comunicación podemos transformar nuestra realidad. Es por todo ello que debemos prestar atención a nuestra marca personal.¿Soy mi identidad física o mi identidad virtual?Para responder a esta pregunta lo mejor es que comencemos definiendo varios términos para poder ahondar en el tema con total claridad.

Marca personal. Es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

Desarrollar una marca personal. Consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante.

Ego Searching. Consiste en la introducción por parte de un usuario de su propio nombre o de su sitio web en buscadores. Con ello podemos saber lo que dicen los buscadores sobre nosotros, sobre nuestra identidad digital.

Currículum 2.0. No es más que un currículum vitae online, hecho por y para ser visto en internet, a través de una pantalla. “Tu currículo ya es tu blog; en Twitter generas marca; en Facebook vendes, en Linkedin conectas; en Pinterest expones y en tu Blog dispones”.

Una vez vistos estos conceptos podemos dar respuesta a la pregunta arriba formulada. En la actualidad, seguimos teniendo nuestra identidad física, pues de ella no nos podemos separar, pero con la era de las tecnologías, a la hora de ser reclutados prevalece nuestra identidad virtual.

La presencia online es importante, quizás más que la offline ya que si no estás en redes sociales no es que seas un mal profesional, eres un profesional pero con menos oportunidades y contactos. El 69% de los reclutadores consideran que un candidato activo en redes sociales tiene más oportunidades. Por ello, has de tener en cuenta tres cosas:

  • Marca. Es lo que quieres vender.
  • Reputación. Es lo que te compran.
  • Profesionalidad. Es lo que demuestras.

Por tanto, DIFERÉNCIATE, es decir, especialízate ya que la diferencia te hace más atractivo.

Las redes sociales más usadas para captar candidatos

  • Linkedin 74%
  • Facebook 40%
  • Twitter 22%
  • Foros 10%
  • Blogs 8%
  • Instagram 4%
  • YouTube 2%

Diez consejos para el perfil de Linkedin

  1. Imagen del perfil. Ha de estar cuidada y ha de comunicar a primera vista profesionalidad.
  2. Titular. Ha de contener el puesto que ocupas actualmente. Utiliza palabras clave.
  3. Url. Ha de corresponderse con la de los otros perfiles sociales que tengas.
  4. No aburras. Has de incluir y destacar los datos y las experiencias profesionales interesantes.
  5. Indexar. Has de configurarlo para que los buscadores puedan indexar y mostrar la información.
  6. Vídeo Cv. Has de incluir un vídeo que resuma tu experiencia y perfil profesional.
  7. Contactos. Has de obtener recomendaciones de calidad. Aumenta tu red de contactos.
  8. Aptitudes. Has de añadir aquellas en las que destaques.
  9. Intereses. Has de seguir a empresas en las que puedas aportar valor y participar activamente en sus perfiles.
  10. Visibilidad. Has de incluir tu link de Linkedin en tus redes sociales.

Por tanto, RECUERDA que una marca es una huella, una señal, es lo que queda cuando ya no estamos presentes. Crea una reputación y un posicionamiento profesional para facilitar que te encuentren y te elijan.

About This Author

Centro de formación personal y profesional. Formación a medida y práctica. Seminarios, formación para el empleo metodología presencial, distancia y online.

Post A Reply