La mejor alimentación para los estudiantes

alimentacion estudio

Una dieta sana y equilibrada resulta imprescindible para rendir bien durante nuestro tiempo de estudio. Es importante cuidar lo que comemos para que todo ello repercuta en la concentración, en la capacidad de memorización y, en consecuencia, en los resultados que queremos lograr en un examen, en clase o en cualquier prueba a la que nos enfrentemos. Y durante el proceso de estudio en sí mismo, por supuesto.

Debes conceder al desayuno todo el protagonismo. Es la forma en la que tu cuerpo y tu mente se llenará de la energía que va a necesitar durante toda la jornada, para poder enfrentarte a las clases o a tus apuntes con fuerza y vitalidad, y siempre concentrado. Es tu combustible. No debe faltar en tu desayuno de estudiante la leche, zumo, cereales, frutas, huevos… Será la comida más completa que debas hacer, cuídala.

Por otro lado, existen alimentos que te ayudarán a concentrarte mejor. Algunos de ellos son:

  • Té verde. Te da la cafeína adecuada para estar concentrado y aporta sensación de saciedad así que te ayudará a no picar entre horas. Es hidratante y ayuda a combatir el cansanción.
  • Chocolate negro. Te ayudará a saciar las peticiones de azúcar por parte de tu organismo y ayudará a que mantengas tu concentración mientras estudias. Es un estimulante natural que servirá para que fijes mejor la atención.
  • Nueces y almendras. Son unos frutos secos muy buenos para el colesterol y mejoran tu capacidad mental por su contenido en fósforo. Las almendras mejoran la memoria, según varias investigaciones realizadas.
  • Plátano. Rico en vitamina C y potasio, ya sabes que es bueno para los deportistas, pero también para los estudiantes. Tiene vitamina B6 que contribuye a producir neurotransmisores relacionados con la concentración mental.

Además de estos y otros alimentos que debes incluir en tu alimentación diaria, no debes olvidar la importancia de descartar de esta dieta productos industriales como bollería y apostar siempre por frutas, verduras, pescado, carne de pollo y pavo, leche… No comas entre horas y respeta las cinco comidas al día, y hazlo siempre que puedas en un horario fijo que puedas cumplir toda la semana, así conseguirás mantener la energía estable y te desconcentrarás menos.

Bebe mucha agua, pues estar correctamente hidratado es vital para que tu cuerpo se encuentre bien y, por tanto, rindas mucho más en tus estudios. Si estás comiendo durante prácticamente todo el día tu estómago al final se resentirá, tendrás digestiones pesadas y te encontrarás sin fuerza para enfrentarte a las clases o tus apuntes con toda la fuerza.

About This Author

Centro de formación personal y profesional. Formación a medida y práctica. Seminarios, formación para el empleo metodología presencial, distancia y online.

2 Comments

You can post comments in this post.

Post A Reply