Cómo cuidar la privacidad en las redes sociales

cuidar privacidad redes sociales

El otro día te dábamos las claves para buscar trabajo en las redes sociales. Uno de los puntos fundamentales de todo ello era el hecho de mantener la privacidad de los perfiles y controlar en todo momento qué se publica y para qué tipo de público. Centrados en el ámbito profesional, esto implica ser conscientes de qué gente va a ver determinados contenidos, porque si quieres crear una marca personal en la red deberás ser cuidadoso con lo que muestras. Para ello es recomendable separar lo personal de lo profesional y si quieres utilizar tus perfiles sociales para encontrar un empleo deberás publicar cosas que demuestren tus conocimientos, tus inquietudes, tus actitudes y tus ganas de trabajar.

Cuidar la privacidad en las redes sociales implica determinadas rutinas y aspectos que debes tener en cuenta. Tanto si las utilizas como herramienta de búsqueda de empleo como si lo haces por ocio o motivos personales. El caso es que se pueda ver dañada tu intimidad, tu identidad o tu imagen y para ello te damos unos consejos que deberás tener en cuenta.

Recuerda que hoy en día prácticamente todos los reclutadores de personal se lanzan a la red a buscar datos sobre los candidatos de un determinado proceso, por ello, es bueno que no se topen con tus fotos más fiesteras o más comprometidas, esas en las que no tienes buen aspecto y sales con una copa en la mano.

Para evitarlo lo primero que has de hacer es no publicar este tipo de contenidos. Así de fácil. En Facebook, por ejemplo, existe la opción de revisar las etiquetas que te hacen otras personas para aceptarlas o no. Es importante que tengas esto activado para que seas el primero en ver qué contenido comparten tus contactos contigo, y controlar si quieres que lo vean tus propios amigos añadidos en la red social. Piensa en tu futuro jefe y en qué le gustaría ver y conocer sobre ti. Seguro que eso no.

Es bueno que “humanices” tu perfil profesional con alguna aportación personal. No es malo poner alguna foto practicando tu afición favorita o una reflexión, aunque evita ser crítico con tu anterior trabajo o con otros compañeros, ser incisivo en temas políticos, no hagas bromas de mal gusto y escapa de contenidos polémicos. Lo mejor es que equilibres la publicación de algo personal que, indirectamente, pueda decir algo bueno de ti de cara a un trabajo (la tenacidad de hacer algún deporte, la creatividad cuando sales con tu cámara de fotos a explorar una ciudad…) y añadir textos o noticias que demuestren tu interés por el área profesional en la que quieres trabajar y los conocimientos que tienes sobre ello.

Las redes sociales te dan la opción (algunas más que otras) de personalizar la privacidad de tus contenidos. En Facebook, por ejemplo, puedes crear listas de amigos y tienes la posibilidad de publicar contenidos diferentes para cada una de ellas; de esta forma, es posible elaborar una lista de contactos profesionales que sólo vean contenido de ese tipo y tener otra lista de amigos a los que poder mostrar tu lado más personal sin que el resto lo tenga que ver. En Twitter el perfil es más abierto; existe la posibilidad de proteger tus tuits, pero esto no se recomienda si lo que quieres es crear una imagen profesional en la red.

About This Author

Centro de formación personal y profesional. Formación a medida y práctica. Seminarios, formación para el empleo metodología presencial, distancia y online.

Post A Reply